Universidad

Historia de la Discapacidad y de la Lengua de Signos

Viernes, 01 Febrero 2019 00:00 Escrito por  La Ciudad Accesible Visto 657 veces
Valora este artículo
(0 votos)
Nerea Felgueras, Ricardo Moreno y José Luis López con la portada de este libro. Nerea Felgueras, Ricardo Moreno y José Luis López con la portada de este libro.

La Ciudad Accesible publica junto a la URJC el decimonoveno libro de la colección ‘Democratizando la Accesibilidad’ e inaugura la sección ‘LSE y Comunidad Sorda’

Una vez más y como viene siendo ya habitual durante estos últimos años, La Ciudad Accesible (LCA) afianza su alianza estratégica en la producción y divulgación de conocimiento –ya sea de carácter técnico o científico-, tanto en materia de accesibilidad universal, inclusión como atención a las personas con discapacidad en colaboración con instituciones universitarias, como en este caso es con la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid con la que presenta una nueva publicación especializada que lleva como título ‘Historia de la Discapacidad y de la Lengua de Signos. Manual del estudiante’ y cuyos autores son docentes de la propia URJC. 

Este libro inaugura la sección ‘LSE y Comunidad Sorda’ que forma ya parte de la colección ‘Democratizando la accesibilidad’ del Servicio Editorial de La Ciudad Accesible, y se convierte de esta manera en su volumen decimo noveno. Desde esta sección vamos a ir dotando de material didáctico, investigaciones e innovaciones, la Lengua de Signos Española (LSE) y todo aquello que acontece a las personas con discapacidad sensorial, en este caso auditiva. También ofrece contenido de calidad a la línea estratégica ‘La Ciudad Accesible Divulga’ enfocada al fomento de la producción bibliográfica en accesibilidad universal, usabilidad, diseño para todos y atención a la diversidad humana, así como a la divulgación científica y técnica de la misma.

El libro ‘Historia de la Discapacidad y de la Lengua de Signos. Manual del estudiante’ que edita el Servicio Editorial de La Ciudad Accesible, consta de 220 páginas y se puede descargar, compartir y difundir a través del enlace https://goo.gl/U52mNy en formato PDF accesible según el programa Adobe Acrobat X Pro. Sus autores son los docentes investigadores Ricardo Moreno-Rodríguez, José Luis López Bastías, Nerea Felgueras Custodio y la alumna Rocío Peñuela Sanz. El coordinador es el Prof. Dr. Moreno-Rodríguez, artífice de grandes proyectos inclusivos a nivel universitario como la consecución en la URJC del Grado en Lengua de Signos Española y Comunidad Sorda o el Máster Oficial Universitario en Atención a Necesidades Educativas Especiales en Educación Infantil y Primaria. 

Esta nueva publicación de La Ciudad Accesible también quiere contribuir a romper con aquellas barreras que estigmatizan a las personas que tiene problemas auditivos de distinto tipo y grado, y que sólo en España afecta al 8% de la población. ‘Historia de la Discapacidad y de la Lengua de Signos. Manual del estudiante’ ya es parte intrínseca de la visibilidad en la Universidad de las personas sordas y de la normalización de la Comunidad Sorda en nuestra sociedad, gracias a la URJC y a LCA, como bien señalan tanto Antonio Tejada de La Ciudad Accesible y Ricardo Moreno-Rodríguez de la Universidad Rey Juan Carlos.

Este último que es a su vez es el Director de la Unidad de Atención a Personas con Discapacidad y Necesidades Especiales (NEE) de la URJC, ha afirmado en la presentación de este libro que ha tenido lugar en el Edificio Departamental del Campus de Vicálvaro ante el profesorado del Grado en LSE y Comunidad Sorda, que “con este manual se inaugura la línea editorial sobre Lengua de Signos Española y Comunidad Sorda de la editorial de La Ciudad Accesible. Con ella lo que se pretende es dar mayor visibilidad al colectivo de personas sordas y sordociegas, profundizar en el conocimiento de la Lengua de Signos como una lengua con identidad propia, así como garantizar un mayor conocimiento de la comunidad científica y técnica de la propia Comunidad Sorda, de sus aspectos constitutivos fundamentales y lo que representan en el ámbito de las personas con discapacidad”.

Y no es para menos la satisfacción de los autores y de la propia universidad madrileña ya que por primera vez en la historia, la Lengua de Signos Española se ha incorporado como grado universitario. “Este manual es el primero que se publica como material docente propio del Grado de LSE y Comunidad Sorda, que a su vez es el único grado disponible en la Universidad pública española actualmente y que se imparte en nuestra Universidad Rey Juan Carlos”, sentencia Ricardo Moreno. A través de este libro se pretende condensar un gran volumen de información referente a la historia -no sólo de la LSE, de la Comunidad Sorda y Sordociega-, sino de la discapacidad en general a lo largo del tiempo, abordando los aspectos que han permitido que se configure el concepto de discapacidad e inclusión, tal como lo entendemos hoy en día. 

“Por ello, parte de sus capítulos van orientados a la evolución de los conceptos de salud y enfermedad, de capacidad y discapacidad, habilidad, incluso sobre la evolución conceptual y el desarrollo del conocimiento científico de procesos psicológicos básicos como el pensamiento y el lenguaje, los cuales sin duda, están profundamente ligados a la concepción social de la persona sorda, de su participación tanto en la vida diaria como en la académica y educativa por su clara relación con el lenguaje y la transmisión de la información”, prosigue en la presentación el profesor que recientemente ha sido reconocido dentro del Top10 de los Premios Educa Abanca que reconocen al ‘Mejor Docente de España 2018’, donde se ha considerado al Prof. Dr. Ricardo Moreno, como el octavo mejor docente de nuestro país.

También se ha destacado en la presentación del libro que tanto para la Universidad Rey Juan Carlos como para el Grupo de Investigación vinculado directamente con este Grado de Lengua de Signos Española y Comunidad Sorda que coordina el propio Moreno-Rodríguez, “es todo un privilegio poder publicar sus materiales docentes con La Ciudad Accesible, la cual, a través de su colección editorial ‘Democratizando la Accesibilidad’, permite hacer llegar a toda la población en general sin distinción por capacidad, sexo, religión, identidad cultural, etc., el conocimiento acerca de la inclusión y la igualdad de oportunidades en todos los ámbitos de la vida cotidiana”.

Para entender la importancia de este libro “a nivel estadístico, cuantitativo y cualitativo”, como apunta Antonio Tejada que es el fundador de La Ciudad Accesible, “la sordera o hipoacusia afecta, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), a más de un millón de personas. Destaca que entre uno y cinco de los recién nacidos de cada mil, nacen con algún tipo de discapacidad auditiva. Por el otro lado, de la pirámide poblacional, casi el 72% de las personas con sordera tienen más de 65 años. A nivel más global, afecta al 5% de la población, teniendo de esta manera a 360 millones de personas con problemas de sordera en todo el mundo, de los cuales 32 millones son niños, según datos de la propia Organización Mundial de la Salud (OMS)”. 

Prosigue señalando que el 98% de las personas sordas en España utiliza la lengua oral para comunicarse, pero “es muy importante poner en valor que aproximadamente 13.300 personas emplean la Lengua de Signos Española en su día a día, de manera cotidiana e imprescindible para cualquier interacción comunicativa que puedan llegar a tener. No hay que olvidar que la Lengua de Signos es una lengua oficial del Estado español desde que se aprobara la Ley 27/2007, de 23 de octubre, por la que se reconocen las lenguas de signos españolas y se regulan los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas”.

Como dice el Artículo 1 de dicha ley, hay que garantizar en España la LSE como “la lengua de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas en España que libremente decidan utilizarla, sin perjuicio del reconocimiento de la lengua de signos catalana en su ámbito de uso lingüístico, así como la regulación de los medios de apoyo a la comunicación oral”. Además, más del 97% de los niños sordos nacen en familias con padres y madres oyentes, donde casi 2.500 nuevas familias cuentan con un hijo sordo cada año y una de cada mil personas de la población general, adquiere sordera a lo largo de su vida. 

“Con este panorama –aclara el emprendedor e investigador social granadino Antonio Tejada que tiene un 66% de discapacidad-, no queda más remedio tanto por ética como por compromiso, apostar, apoyar e impulsar todos estos proyectos que derriban barreras y facilitan la vida a la personas, evitando discriminaciones y exclusiones ya que todavía existen prejuicios, estereotipos y estigmas hacia la comunidad sorda, por diferentes motivos, donde actualmente las oportunidades siempre son menores en el caso de ser persona sorda y tenemos que contribuir al empoderamiento total de las personas con sordera y usuarias de la LSE”. La Ley de Lengua de Signos, que este año cumple doce años desde que se pusiera en vigor, regula estos derechos pero todavía no se cumplen como debiera.

De hecho, la Ciudad Accesible siempre ha estado muy implicada con este sector del colectivo de personas con discapacidad ya que en su Laboratorio-Observatorio de investigación y acción, han participado y formado parte desde sus comienzos, “numerosos miembros con discapacidad auditiva –tanto oralistas como signantes, con implante coclear o audífonos-“, además de haber sido asesores en estrategia y comunicación de la Agrupación de Personas Sordas de Granada y Provincia (Asogra) y haber colaborado con otras organizaciones de distinto nivel. ‘Historia de la Discapacidad y de la Lengua de Signos. Manual del estudiante’ no ha contado con patrocinio, financiación o subvención alguna, siendo asumido el coste generado íntegramente por La Ciudad Accesible. 

La Ciudad Accesible se ha convertido en los últimos años a consecuencia de la filantropía, mecenazgo social y generosidad de sus fundadores que han financiado gran parte de este gran proyecto de inclusión basado en la igualdad de oportunidades para todas las personas, en el primer Laboratorio-Observatorio de investigación y acción permanente a nivel internacional sobre Accesibilidad Universal, Usabilidad, Diseño Inclusivo y Atención a la Diversidad, donde la persona -independientemente de su edad, capacidades, discapacidades, necesidades especiales o características personales, entre otros factores-, es el verdadero protagonista en los procesos donde participa e interacciona en su día a día, ya sea en entornos, bienes, servicios o productos.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.