Buenas prácticas

El Ayuntamiento de Santander promueve el buen uso de la tarjeta de estacionamiento para personas con movilidad reducida

Martes, 26 Febrero 2013 10:13 Escrito por  La Ciudad Accesible Visto 1510 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Tarjeta estacionamiento santanderCon este objetivo pondrá en marcha una nueva campaña informativa, dirigida a los beneficiarios de este distintivo para que conozcan no sólo sus derechos como titulares del mismo, sino también sus obligaciones.

El Ayuntamiento de Santander promoverá el buen uso de la tarjeta de estacionamiento para personas con movilidad reducida, según anunció el concejal de Autonomía Personal, Roberto del Pozo.

Del Pozo explicó que, con este objetivo, pondrá en marcha una nueva campaña informativa, dirigida a los beneficiarios de este distintivo, para que conozcan no sólo sus derechos como titulares del mismo, sino también sus obligaciones.

En este sentido, avanzó que, tanto cuando se renueve como a todos los nuevos titulares de la tarjeta de estacionamiento para personas con movilidad reducida, recibirán un folleto explicativo junto con la misma.

"Queremos recordar a todos los vecinos que este distintivo no está asociado a un vehículo concreto sino que se permitirá su utilización en cualquier vehículo, siempre que el titular esté haciendo uso del mismo, tanto si es conductor como si no", puntualizó el edil.

Asimismo, el Consistorio santanderino incidirá en que las personas con movilidad reducida pueden estacionar en zonas OLA un máximo de 4 horas.

"Debido a la limitación de los parquímetros en la emisiones de tickets con una duración máximo de dos hora, en el caso de no utilizar el parquímetro personal -COMET- y si va a estar un tiempo superior a dos horas, el usuario de la tarjeta deberá abonar, desde el principio, un ticket de 2 horas y otro del tiempo restante", precisó Del Pozo.

El responsable de Autonomía Personal recordó que, además, deberán colocar en el salpicadero de su vehículo de forma visible para su control, la tarjeta de autorización de estacionamiento junto a ambos tickets o el parquímetro personal.

Obligaciones de los titulares

En cuanto a las obligaciones de los titulares de la tarjeta, la campaña informativa incidirá en que ésta tendrá que ser colocada en el parabrisas delantero, de modo que su anverso sea legible desde el exterior del vehículo y pueda así exponerse para su control, si la autoridad competente lo requiriera.

También incluirá observaciones sobre cómo renovarla, ya que el interesado deberá solicitarlo tres meses antes de la caducidad, a efectos de disponer de la nueva tarjeta a la fecha de finalización de la anterior.

En todos los casos, concretó, la entrega de la nueva tarjeta exigirá que el interesado deposite en el Ayuntamiento la antigua.

"Con esta nueva campaña, trataremos de insistir a las personas sobre la prohibición de no ceder la tarjeta a otra persona para su uso o provecho, así como manipular, falsificar, fotocopiar o deteriorar intencionadamente la tarjeta", aseguró.

Del Pozo reiteró que existen dispositivos policiales que supervisan las plazas de estacionamiento reservadas para personas con movilidad reducida y detectan las utilizaciones fraudulentas de las tarjetas.

Además, según dijo, los agentes de la autoridad encargados de la vigilancia del tráfico, realizarán controles periódicos de la documentación para comprobar que los vehículos tienen colocado el distintivo correspondiente.

Infracciones y sanciones

Los folletos informativos que se distribuirán, tanto cuando se renueve como para todos los nuevos titulares de la tarjeta de estacionamiento para personas con movilidad reducida, incluirán un apartado sobre las infracciones por uso fraudulento de las mismas.

"La utilización de fotocopia o escaneado del original para diferentes vehículos, así como de falsificaciones, conllevará la presentación de una denuncia en el Ayuntamiento de Santander por contravenir lo expuesto en la Ordenanza Reguladora de la Accesibilidad y Supresi> ón de Barreras Arquitectónicas, Urbanística y de la comunidad", señaló el edil.

Del Pozo subrayó que, según lo expuesto en el artículo 94.2 del Reglamento General de Circulación, las utilizaciones fraudulentas darán lugar a una sanción administrativa con multa de hasta 200 euros y retirada de la tarjeta.

En la misma línea, comentó que la falsificación también está contemplada en el artículo 392 del Código Penal, con penas de prisión de entre seis meses y tres años, así como con multas de seis a doce meses y retirada definitiva de la tarjeta.

"Seguimos fomentando la accesibilidad universal en Santander, pero también, como no puede ser de otra manera, el buen uso de la tarjera de estacionamiento para personas con movilidad reducida, con el objetivo de garantizar su participación en la vida del municipio con total normalidad", concluyó el edil.


 

Si eres lector habitual de nuestro medio de comunicación, te gusta nuestro trabajo y consideras importante que este proyecto se mantenga, pásate por nuestra sección de Donativos y recuerda que cualquier aportación, sea por el importe que sea, ayuda a mantener activo este sueño.

También puedes hacerlo a través de transferencia bancaria a la Asociación Sí Podemos. En ARQUIA Caja de Arquitectos en el Nº DE CUENTA 3183 1800 18 0001062320

Lee este artículo y comprenderás la petición. Gracias.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.