deporte accesible"Si yo no me lamento por mí, nadie más tiene que hacerlo". Con esta frase reveladora de su propia condición optimista ante la vida, Beatrice Vio inició una entrevista organizada por el Laboratorio Internazionale della Educazione (LAB), con sede en Italia en el año 2011.

Esta joven nació el cuatro de marzo de 1997, sin ningún problema de salud. Desde los cinco años comenzó a practicar el deporte del esgrima mientras estudiaba en su ciudad natal ubicada en la provincia de Mogliano Veneto. Sin embargo, en el 2008 Bebe Vio, como la conocen sus familiares y amigos, fue hospitalizada debido a una meningitis fulminante que no podía ser controlada, debido a la gravedad del caso, sus padres decidieron aprobar una serie de cirugías para la amputación de las cuatro extremidades de su hija. Fue así como inició una nueva vida para Beatrice que a la edad de once años tuvo que aprender, con la ayuda de la fisioterapia, a valerse por sí misma.

Publicado en Opinión