Enlaces patrocinados

La concesión de tres premios avalan la labor social de CajaGranada Fundación

Martes, 27 Diciembre 2016 00:00 Escrito por  Granada Inclusiva Visto 422 veces
Valora este artículo
(0 votos)
Diego Oliva recibe el premio de Cruz Roja en Granada, de manos de su vicepresidente, Armando Zuluaga. Diego Oliva recibe el premio de Cruz Roja en Granada, de manos de su vicepresidente, Armando Zuluaga.

La Fundación Vicente Ferrer, Cruz Roja y el Programa Intergubernamental Iberoamericano de Educación y Museos premian tres programas sociales impulsados por CajaGranada 

El final del ejercicio 2016 ha traído tres reconocimientos para la labor social y solidaria de  CajaGranada Fundación que, de esta manera, ve reconocida su actividad en beneficio de las personas más desfavorecidas de la sociedad.

En palabras de Diego Oliva, director de  CajaGranada Fundación, “los premios otorgados por Cruz Roja, la Fundación Vicente Ferrer y el Programa Intergubernamental Iberoamericano de Educación y Museos refrendan la actividad impulsada por el Patronato de la entidad que, entre sus fines prioritarios están el prestar atención a  la  infancia,  tercera edad, marginados y en general a los sectores más necesitados de la sociedad, en lo que se refiere sobre todo a aspectos educativos y asistenciales así como ayudar a la mejora de las condiciones de vida en las comunidades más pobres y a la integración racial y social”.

Para Diego Oliva, además, “la consecución de estos premios es un reconocimiento al tesón, el esfuerzo y la dedicación de los trabajadores de CAJAGRANADA Fundación, que dan lo mejor de sí mismos para ofrecer una programación de actividades completa, variada y de carácter universal”.

Los tres galardones recibidos por CajaGranada Fundación

El pasado mes de noviembre, la Fundación Vicente Ferrer celebró en Granada sus veinte años de lucha y dedicación para frenar la pobreza y la desigualdad en las áreas más desfavorecidas de la India y lo hizo reconociendo las colaboraciones recibidas entre ellas, la de CajaGranada Fundación.

El director de  CajaGranada Fundación, Diego Oliva, fue el encargado de recoger este reconocimiento en el acto que se celebró en la ETS de Ingeniería de Caminos de la Universidad de Granada. El acto contó con la presencia de la presidenta de la organización, Anna Ferrer, e incluyó actuaciones musicales, relatos de personas cercanas a la ONG y una puja india, entre otras actividades.

De la misma manera, Cruz Roja celebró el pasado 17 de noviembre el acto de reconocimiento a las quince empresas solidarias de la provincia, gracias a cuya colaboración es posible el desarrollo de las actividades de los Programas de Inclusión, Economía Social y de Empleo Juvenil.

Una relación, la de  CajaGranada Fundación con Cruz Roja, que también se materializa en el patrocinio de la popular “Carrera por la Infancia”, en la que este año han participado 1.755 personas de todas las edades por las calles de la capital granadina.

Junto a estos reconocimientos, a primeros de diciembre  CajaGranada recibió la Mención de Honor del 7º Premio Iberoamericano de Educación y Museos de Ibermuseos por su proyecto “Reflexiones expandidas de mujeres desde la penitenciaria”, impulsado por el Museo  CajaGranada. 

En el programa Intergubernamental iberoamericano han participado 167 proyectos de museos de 18 países iberoamericanos. En España han recibido una mención de honor de este premio el Museo del Prado y el Parque de las Ciencias.

El Museo  CajaGranada ya fue distinguido con una mención de honor en 2012 por el proyecto "La vega y la memoria" y los proyectos galardonados con la Mención de Honor integrarán el Banco de Buenas Prácticas del Programa Ibermuseos.

“Reflexiones expandidas de mujeres desde la penitenciaria” es un proyecto social de creación artística comisariado por Isidro López Aparicio y Eloísa del Alisal que busca dar visibilidad a la expresión de las mujeres internas en la penitenciaria de Albolote y crear puentes y un espacio de diálogo con el resto de la comunidad, permitiendo romper estereotipos y romper muros físicos y simbólicos, favoreciendo el diálogo y el reconocimiento de las mujeres en la penitenciaria a la par que su autoestima.

Durante el tiempo de duración del proyecto, las mujeres participantes han trazado un vínculo y han trabajado y reflexionado en los diferentes talleres (fotografía, pintura, escritura, diseño de portadas y collages, etcétera) como si no hubiera muros entre la penitenciaría y el museo. Han vivido con la mirada en un proyecto en el que mostrarse, en el que ampliar su espacio de vida, en el ser escuchadas para empezar a dialogar.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.