Formación

Rosa Estaràs reclama diseñar ciudades inteligentes, inclusivas y accesibles

Jueves, 14 Abril 2016 00:00 Escrito por  La Ciudad Accesible Visto 1452 veces
Valora este artículo
(0 votos)
Turistas con movilidad reducida./ www.eppgroup.eu. Turistas con movilidad reducida./ www.eppgroup.eu.

Lo hizo en la I Conferencia sobre ciudades accesibles organizada por el Grupo Parlamentario Popular Europeo

La eurodiputada popular Rosa Estaràs reclamó el pasado 31 de marzo en Oviedo, en el marco de la ‘I Conferencia sobre ciudades accesibles’ organizada por el Grupo Parlamentario Popular Europeo, que se diseñen ciudades no solo inteligentes para usar la tecnología en el aumento de la eficiencia y sostenibilidad de los servicios, sino que sean “inclusivas y accesibles” para cualquier persona, para lo cual es fundamental desarrollar el concepto de Diseño Universal.

“Cómo sea la ciudad en la que vivimos influye en nuestra calidad de vida. En este sentido, a día de hoy se le está dando mucha importancia a las ciudades llamadas inteligentes, aquellas que usan la tecnología para incrementar la eficiencia y sostenibilidad de sus servicios. Pero, ¿y las ciudades inclusivas y accesibles? El diseño y funcionalidad de la ciudad en la que vive una persona con discapacidad física o intelectual va a facilitar o impedir su inclusión en la sociedad, sus posibilidades de encontrar trabajo y de ser lo más independiente posible”, recordó la europarlamentaria.

Estaràs participó junto a Rafael de Musiera Maesso, consejero técnico del Real Patronato sobre Discapacidad, en una charla sobre accesibilidad dentro de estas jornadas, en las que también se ha abordado desde un punto de vista más técnico la creación de ciudades inclusivas por parte del ingeniero del Área de Accesibilidad Universal e Innovación de la Fundación ONCE, Carlos Sánchez Martín.

La eurodiputada se refirió durante su intervención a la propuesta de Acta Europea de Accesibilidad, una Directiva que se lleva años esperando y que va a resultar un avance fundamental en el diseño de políticas que garanticen que todos los productos y servicios que se ofrecen son realmente accesibles para cualquier ciudadano.

“Se trata de evitar la creación de nuevas barreras de todo tipo, con el objeto de asegurar los mismos derechos democráticos en la sociedad para todos los individuos, sin tener en cuenta la edad, las capacidades o la formación cultural”, explicó Estaràs, que considera que de esta forma estaremos avanzando en Europa en cumplir la Convención de la ONU sobre Derechos de las Personas con Discapacidad, que obliga a los Estados Miembros a tomar medidas para asegurar que las personas con discapacidad puedan acceder en condiciones de igualdad a las infraestructuras, al transporte, a la información y la comunicación, así como a otros servicios abiertos al público.

Rosa Estaràs explicó que la aprobación de esta Directiva, que actualmente se está debatiendo, será fundamental, aunque también durante los últimos años se han adoptado desde la UE medidas concretas destinadas a fomentar un entorno accesible, como obligar a que la accesibilidad sea una condición indispensable para solicitar Fondos Estructurales en el periodo 2014-2020. También se está trabajando para garantizar que los destinos turísticos cumplen con los requisitos para que las personas con discapacidad puedan disfrutar sin barreras de infraestructuras y servicios y se han financiado iniciativas, como el proyecto ‘Replícate’, liderado por el Ayuntamiento de San Sebastián.

Además, desde 2011 existe el Premio Ciudad Accesible, que pretende promover que las urbes adapten sus infraestructuras y servicios y garanticen el pleno acceso a personas con discapacidad.

La eurodiputada defendió la importancia que en todo este trabajo tiene el cada vez más extendido concepto de ‘Diseño para todos’ o ‘Diseño Universal’, que centra su actividad en la búsqueda de soluciones de diseño para que todas las personas, independientemente de la edad, el género, las capacidades físicas, psíquicas y sensoriales o la cultura, puedan utilizar los espacios, productos y servicios de su entorno y, al mismo tiempo, participar en la construcción de éste.

“El Diseño Universal es una herramienta útil para hacer entornos accesibles que permitan el desarrollo individual de todas las personas”, insistió Estaràs, ya que las ciudades que incorporan esta idea construyen entornos respetuosos, seguros, saludables, funcionales, comprensibles y estéticos.

“Se trata de enriquecer el concepto de accesibilidad con los principios de la misma entrada para todos o las mismas oportunidades para todos, garantizando así la participación y la integración de un modo igualitario”, explicó.

Y aunque adaptar una ciudad a las personas con discapacidad supone cuantiosas inversiones, Estaràs recordó que “los beneficios van a ser disfrutados por todos los ciudadanos: las rampas en aceras y acceso a edificios permitirán una movilidad más sencilla a ancianos y a padres con carritos de bebé, por ejemplo; la señalización sonora o con imágenes sencillas permitirá a niños y ancianos ubicarse fácilmente; los lugares públicos accesibles y adaptados permitirán una mayor riqueza social a todos los ciudadanos. Medidas sencillas que permiten que todos los habitantes de una ciudad puedan aportar y disfrutar de ella”, señaló.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.