Publicaciones

Manual de accesibilidad en el trato de las personas con discapacidad

Lunes, 08 Julio 2013 08:42 Escrito por  La Ciudad Accesible Visto 1427 veces
Valora este artículo
(0 votos)

manual accesibilidad discapacidadEl Ayuntamiento de Santander y la Asociación de la Prensa de Cantabria (APC) han editado un manual sobre accesibilidad en el trato hacia las personas con discapacidad y su terminología, que será difundido entre los asociados y los medios de comunicación de la región.

Según explicaron el concejal de Autonomía Personal, Roberto del Pozo, y la presidenta de la Asociación de la Prensa, Dolores Gallardo, se trata de un sencillo, pero útil documento, que pretende facilitar a los profesionales de la información consejos y pautas  sobre el correcto uso del lenguaje referido a la discapacidad.

Del Pozo hizo hincapié en que, con esta iniciativa, el Consistorio santanderino sigue dando cumplimiento a los contenidos del I Plan municipal para la atención y promoción de las personas con discapacidad, en concreto de la medida 32, relativa a la organización de acciones de sensibilización con los medios de comunicación.

Por su parte, Gallardo aseguró que, con la edición del manual, la APC da un nuevo paso en la labor formativa de la asociación. Además, Gallardo recordó que recientemente ha firmado un convenio con el Comité Autonómico de Entidades Representante de Personas con Discapacidad de Cantabria (CERMI Cantabria) para  colaborar en la elaboración de una estrategia de comunicación sobre la discapacidad. Y es que la APC es consciente de la necesidad de generar en Santander un proyecto que plantee nuevos enfoques, estrategias y modelos de comunicación en relación a este sector.

El documento elaborado por el Ayuntamiento de Santander y la Asociación de la Prensa de Cantabria  ilustra con numerosos ejemplos algunos errores frecuentes, asociados al uso de diminutivos y términos breves, relacionados con la discapacidad que, en muchas ocasiones, resultan peyorativos o incorrectos.

Así, pone de manifiesto que, a menudo, se deja constancia en el titular de la discapacidad que tiene la persona, cuando en la mayoría de los casos es un dato irrelevante para la comprensión de la información.

En la misma línea el manual incide en que el uso del termino minusvalía tiene connotaciones negativas, pues supone una depreciación de la persona y recomienda no utilizar etiquetas genéricas para los grupos de personas con discapacidad como "los sordos" o "los autistas" y, por el contrario, referirse a éstas como personas sordas o con autismo.

El manual también se refiere al uso de eufemismos condescendientes como "personas diferentes", "con problemas físicos" o "invidentes" y diminutivos como "sillita" o "carrito" para referirse a una silla de ruedas.

El Consistorio santanderino y la APC, además, advierten del uso generalizado del término "discapacitado psíquico" para referirse a personas con discapacidades muy distintas, como la discapacidad intelectual y la enfermedad mental.

Del Pozo y Gallardo incidieron en que el manual incluye un apartado específico, donde recoge adjetivos calificados como "incorrectos"  y otros "correctos" para referirse a las personas con discapacidad física, auditiva, visual, intelectual o con enfermedades mentales.

Puedes descargar el manual en el siguiente enlace: http://bit.ly/12xvufL.


 

Si eres lector habitual de nuestro medio de comunicación, te gusta nuestro trabajo y consideras importante que este proyecto se mantenga, pásate por nuestra sección de Donativos y recuerda que cualquier aportación, sea por el importe que sea, ayuda a mantener activo este sueño.

También puedes hacerlo a través de transferencia bancaria a la Asociación Sí Podemos. En ARQUIA Caja de Arquitectos en el Nº DE CUENTA 3183 1800 18 0001062320

Lee este artículo y comprenderás la petición. Gracias.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.