Arquitectura

Una mujer con discapacidad denuncia la falta de accesibilidad en el Ayuntamiento de Mérida

Martes, 04 Junio 2013 07:56 Escrito por  JUAN SORIANO Visto 1786 veces
Valora este artículo
(0 votos)

accesibilidad meridaEstrella Morales tiene esclerosis múltiple y se desplaza en silla de ruedas. El pasado jueves acudió al ayuntamiento de Mérida a realizar unas gestiones. La sede principal del consistorio ocupa dos edificios antiguos, pero adaptados a las normas de accesibilidad gracias a la instalación de rampas y ascensores. Sin embargo, ayer no había manera de llegar a las plantas superiores. Por un motivo u otro, los elevadores no daban el servicio necesario.

"No puedo subir porque no hay ascensor", se lamentaba Estrella Morales en la entrada principal del ayuntamiento. Este lugar, pese a que presenta un escalón, está habilitado para personas con problemas de movilidad gracias a una rampa portátil. Hay otra puerta, situada por la calle Juan Pablo Forner, pero en este caso las escaleras son imposibles de salvar para una persona en silla de ruedas.

Desde la puerta principal se puede llegar sin problemas a cuatro ascensores. Uno de ellos se instaló hace menos de cinco años en un edificio aledaño a la casa consistorial para permitir el acceso al Salón de Plenos y a la zona de Alcaldía. También comunica con las oficinas de atención al público, pero solo hasta la zona de Registro. En plantas superiores aparecen de nuevo los escalones como obstáculo.

Para poder acceder a los servicios ubicados en la primera, segunda y tercera planta del edificio principal las personas que se desplazan en sillas de ruedas disponen de otros tres ascensores, a los que se accede sin problemas desde la puerta principal (gracias a la rampa portátil).

Sin embargo, uno de ellos lleva meses estropeado. El coste de la reparación, unido al gasto por consumo (el motor es diferente), han hecho que el Gobierno local desestime su puesta en uso.

Un escalón inesperado

En principio, esta decisión no suponía ningún problema, ya que hay otros dos ascensores, gemelos, dispuestos para el público. El problema es que ayer sólo uno de ellos funcionaba. Cuando llamabas al botón, siempre aparecía el mismo. Para colmo, cuando el único elevador en uso llegaba a la planta a la que se accede por la Plaza de España no conseguía bajar del todo, sino que se quedaba a unos centímetros del suelo. Así se producía un escalón no muy pronunciado, pero suficiente para impedir que una persona en silla de ruedas pudiera entrar en la cabina.

Para Estrella Morales, "es alucinante" que ocurra algo así. Pero considera que no sólo el edificio principal del ayuntamiento incumple las normas de accesibilidad, sino que también las calles de la ciudad ofrecen problemas de movilidad. Ante esta situación, no tuvo más remedio que esperar en la puerta a que el funcionario al que quería visitar bajara para atenderla "Es una poca vergüenza".


 

Si eres lector habitual de nuestro medio de comunicación, te gusta nuestro trabajo y consideras importante que este proyecto se mantenga, pásate por nuestra sección de Donativos y recuerda que cualquier aportación, sea por el importe que sea, ayuda a mantener activo este sueño.

También puedes hacerlo a través de transferencia bancaria a la Asociación Sí Podemos. En ARQUIA Caja de Arquitectos en el Nº DE CUENTA 3183 1800 18 0001062320

Lee este artículo y comprenderás la petición. Gracias.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.