Arquitectura

El Ayuntamiento riojano de Santo Domingo de la Calzada mejorará la accesibilidad de sus edificios gracias al nuevo Plan General

Martes, 12 Febrero 2013 08:39 Escrito por  J. ALBO Visto 543 veces
Valora este artículo
(0 votos)

santo domingoEl pleno de la Comisión de Ordenación del Territorio y el Urbanismo de La Rioja ha aprobado definitivamente una modificación puntual del Plan General Municipal (PGM), promovida por el Ayuntamiento de Santo Domingo de la Calzada, que permite la posibilidad de realizar obras para la eliminación de barreras arquitectónicas en edificios y espacios a los que el documento de planeamiento municipal tenía vetada hasta ahora tal posibilidad.

El alcalde, Javier Azpeitia, explicó ayer que la modificación del PGM surgió a raíz de alguna solicitud cursada al Ayuntamiento para colocar ascensores en edificios antiguos, "ya que de acuerdo con la normativa no podíamos dar esas licencias", si bien indicó que esta tiene ahora carácter general.

El acuerdo, publicado ayer en el Boletín Oficial de La Rioja, se acompaña de un anexo sobre la normativa aprobada y los requisitos necesarios para la instalación de medidas correctoras para la eliminación total de barreras arquitectónicas a través de ascensores, rampas, desplazamientos de escaleras u otras, en los espacios libres privados, patios de manzana, patio de parcela, y, excepcionalmente, en los tres casos, también en edificios ya existentes.

Requisitos exigibles

En todos ellos deberá redactarse un proyecto técnico en el que, además del preceptivo cumplimiento de la normativa y del Plan General Municipal, deberá justificarse la imposibilidad técnica, jurídica o económica de implantar las instalaciones encaminadas a la desaparición de las barreras arquitectónicas dentro del edificio existente, y que se va a proceder a ocupar el mínimo espacio no edificado posible sin que afecte al cumplimiento del resto de la normativa específica, por ejemplo, la de incendios.

Además, deberá presentarse una justificación de integración de la nueva instalación o construcción con el edificio existente y justificar la total desaparición de las barreras arquitectónicas.

A todo ello habrá que incluir la descripción de las distintas alternativas analizadas y los motivos por los que se elige la propuesta, y podrá efectuarse una consulta previa vinculante al Ayuntamiento de Santo Domingo mediante un documento justificativo que recoja lo anteriormente indicado.

La normativa también regula portales y escaleras. En el caso de los primeros, entre el hueco de entrada y la escalera principal o el ascensor, si lo hubiere, deberá mantenerse un ancho mínimo de dos metros, con excepción de los del casco histórico, en edificios con fachada menores de seis metros, en los que el ancho mínimo será de metro y medio.

Respecto a las escaleras, la norma establece que, salvo en las viviendas unifamiliares, las de uso público no podrán tener un ancho inferior a un metro, siendo igual o superior a 1,20 metros en los edificios de más de cuatro plantas.


 

Si eres lector habitual de nuestro medio de comunicación, te gusta nuestro trabajo y consideras importante que este proyecto se mantenga, pásate por nuestra sección de Donativos y recuerda que cualquier aportación, sea por el importe que sea, ayuda a mantener activo este sueño.

También puedes hacerlo a través de transferencia bancaria a la Asociación Sí Podemos. En ARQUIA Caja de Arquitectos en el Nº DE CUENTA 3183 1800 18 0001062320

Lee este artículo y comprenderás la petición. Gracias.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.